¡Ayuda! ¿Cómo utilizar el antialgas en la piscina?

¿Te has encontrado de repente con un color diferente en el agua de tu piscina? ¿Te has percatado de que han crecido algas en ella? ¡Este artículo es para ti! Te explicamos cómo utilizar el antialgas en la piscina de una manera fácil y sencilla.

Tipos de algas en una piscina

Las algas, plantas microoscópicas, es una señal inequívoca de que tu piscina no recibe el tratamiento de productos adecuados. Suelen aparecer en estos momentos y deshacerse de ellas debe ser una acción completa para que no vuelvan a aparecer.

A continuación, en este post sobre cómo utilizar el antialgas en la piscina te explicamos qué tipos de algas pueden aparecer:

Algas verdes

Las algas verdes son las más comunes en las piscinas. La mejor forma de tratarlas es mediante un alguicida usado regularmente. De esta manera, evitaremos que crezcan y se reproduzcan.

Piensa que siempre es más fácil prevenir el problema que esperar a que aparezca, ya que eliminarlas es más costoso. No obstante, también existen formas de recuperar el agua de la piscina cuando está verde.

Algas amarillas

Las algas amarillas, de apariencia similares a las algas verdes, tienen un crecimiento mucho más lento. Debido a esto, su eliminación es más compleja, puesto que, cuando te quieres dar cuenta, ya estaban allí desde hace varias semanas.

Para su eliminación, asegúrate de elegir un alguicida específico para las algas mostazas, a quienes les gusta vivir y crecer en las zonas oscuras de la piscina como el filtro o las tuberías.

Algas negras

Suelen afianzarse en las zonas de la piscina con mala circulación como las esquinas. Una de las mejores formas de deshacerse de las algas negras es mediante un alguicida cuyo agente sea denominado como “penetrante”. Este tipo de alga desarrolla unas células especializadas que se adhieren profundamente en los poros de las superficies de la piscina.

Ahora que ya sabemos un poco más sobre los tipos de algas, vamos a desarrollar cómo utilizar el antialgas en la piscina.

¿Qué son los antialgas?

Como te puedes imaginar, los antialgas son los productos químicos que previenen la aparición o evitar que estas algas se reproduzcan o se fijen en las paredes o en el fondo.

Es por esta razón que los productos antialgas o alguicidas contribuyen a mantener la piscina limpia.

Nuestra recomendación es que apliques la dosis recomendada de antialgas a la piscina para que sea más fácil, en el caso de que aparezcan en ella, la eliminación de las algas.

¿Cómo utilizar el antialgas en la piscina?

Asimismo, cuando nos preguntamos sobre cómo utilizar el antialgas en la piscina, deberemos pensar también qué queremos conseguir: prevenir su aparición (si todavía no encontramos presencia de las mismas en el agua) o su eliminación (cuando ya sí).

Prevención

Como decíamos, para prevenir la aparición de algas, deberás utilizar entre 0,5 y 1 litros de producto antialga por cada 100 metros cúbicos de agua una vez por semana.

Antes de aplicar dicho producto, asegúrate de que la piscina está limpia y de que el motor no funcione durante las 2 horas posteriores. Intenta distribuirlo por toda la superficie de la piscina.

Eliminación

Cuando ya tienes un problema de algas, puedes utilizar entre 1 y 2 litros de antialgas por cada 100 metros cúbicos de agua. Deberás aplicarlo por toda la superficie haciendo hincapié, sobre todo, en las zonas con mayor presencia de algas.

Procedimiento para eliminar las algas en la piscina

A continuación, te detallamos cómo utilizar el antialgas en la piscina en los siguientes pasos:

  1. Nivel de pH: como sabes, el pH del agua de tu piscina deberá estar entre 7,2 y 7,4.
  2. Tratamiento de choque: también conocida como la supercloración. Consiste en suministrar una cantidad abundante y más de lo normal de cloro.
  3. Cepillar las paredes: este es un paso importante si queremos deshacernos de todas las algas presentes en nuestra piscina. Cepillaremos las paredes y el fondo con un cepillo para piscinas para eliminar cualquier resto de algas. Este proceso producirá unas heridas sobre las algas, a través de las cuales podrá penetrar el alguicida.
  4. Filtrar el agua: implemente el filtrado durante 8 horas para tratar de eliminar las impurezas más rápido.
  5. Limpieza: limpia la piscina para eliminar los restos de algas muertas.
  6. Aplica el antialgas: aplica el antialgas como prevención, una vez eliminadas estas plantas microóscopicas.
  7. Análisis de pH: nuestra recomendación es que realices frecuentemente análisis de pH. A las algas les gusta los niveles de pH altos.

Esperamos que este post sobre cómo utilizar el antialgas en la piscina te haya resultado útil.

Piscinas Plaza es la mayor exposición de piscinas prefabricadas de Aragón. Si tienes alguna consulta, estaremos encantados de atenderte en el teléfono 876 76 87 66 o en nuestra página web.